• inigodejuanatienda

Fermentos (probióticos) y aparato digestivo (laxantes, antiflatulentos y enzimas).

Fermentos (probióticos) y aparato digestivo (laxantes, antiflatulentos y enzimas).






El intestino, como sabéis, es un ecosistema complejo que está en equilibrio, en el que interactúan por un lado, la flora intestinal, la pared celular y el sistema inmunológico intestinal.


Podemos definir la microbiota o flora intestinal como el conjunto de bacterias y microorganismos que recubren algunas de las mucosas y su composición va variando por diferentes factores, como pueden ser la alimentación, los hábitos de vida, el estrés, la lactancia.

Cuando hablamos de eubiosis, nos referimos a la situación que presenta una flora bacteriana equilibrada, cuantitativa y cualitativamente.

Este estado de equilibrio es fundamental para el correcto funcionamiento intestinal, porque protege de formas patógenas, favorece la digestión y asimilación de nutrientes y contribuye a la eliminación de toxinas.

Cuando la composición de nuestra flora sufra alguna alteración o desequilibrio de las que hemos comentado anteriormente, se produce la situación de disbiosis o desequilibrio de la flora intestinal.



Los probióticos son microorganismos vivos que mejoran el equilibrio de la micro flora intestinal, fortaleciendo la mucosa y ayudándola a prevenir el ataque de microorganismos patógenos.

Nos ayudan a mantener y recuperar el equilibrio fisiológico de la flora, favoreciendo la colonización de lactobacillus y bifidobacterias que son los componentes habituales de la flora bacteriana residente.



Todos nuestros fermentos son aptos para su uso durante el embarazo y la lactancia y en niños a partir de 3 años, no contienen ni gluten ni lactosa, a excepción del floraFluid adultos que si contienen lactosa.


Empezamos por el Florafast® que es un simbiótico que combina dos de las principales cepas presentes en la flora bacteriana intestinal los lactobacillus y las bifidobacterias. Los combina con fructo-oligosacáridos (FOS) qué es la fibra probiótica qué favorece la proliferación de estas cepas probióticas.

De esta forma vamos a recuperar la Eubiosis o equilibrio en el tracto gastrointestinal.



Los componentes del Florafast® vamos a verlos en profundidad:

* Lactobacillus acidofilus, que está comúnmente en la microbiota gastrointestinal, oral, incluso vaginal humana, y es una cepa que presenta resistencia al pH ácido, lo que le da la capacidad para sobrevivir en el intestino y evitar el crecimiento de algunos patógenos. Además, favorece la producción de lactasa y ayuda a regular la peristalsis fisiológica intestinal.

* Bifidobacterium lactis, tiene capacidad para adherirse y colonizar el colon, de forma que evita la proliferación de patógenos, y fenómenos como la putrefacción y fermentación.

* Por último, los fructo-oligosacáridos (FOS) son fibras dietéticas solubles que pertenecen a la familia de los fructanos.

Estimulan de forma selectiva el crecimiento y el metabolismo de la flora bacteriana y favorecen su reequilibrio.

Posología: 1 sobre al día disuelto directamente en la boca o en un vaso de agua hasta terminar la caja. Es importante que acaben el tratamiento. Está indicado para situaciones de desequilibrio o disbiosis, como pueden ser diarrea aguda, colonoscopia, lavados intestinales, intoxicaciones alimentarias o uso de antibióticos.



Floratab®, está compuesto por saccharomyces cerevisae, una levadura no patógena que nos va a ayudar a mantener el equilibrio de la flora intestinal. Además, también la podemos recomendar como tratamiento de la diarrea asociada al uso de antibióticos (DAA).

El uso de antibióticos aumenta la susceptibilidad intestinal a las infecciones por Clostridium difficile, ya que provoca la alteración de la flora intestinal y su contenido en aminoácidos.

Varios estudios y ensayos destacan las propiedades beneficiosas del saccharomyces, regulando la respuesta inmune y restaurando la flora bacteriana normal. Además, tienen una acción trófica sobre la mucosa intestinal y un efecto antitoxina.

Otra recomendación que podéis hacer con el Floratab es para personas con candidiasis recurrente. Siempre que recomendamos el Floratab y una dieta pobre en hidratos de carbono, haremos que la Cándida retroceda de fase vegetativa a fase espora y esto se traducirá en una disminución de los síntomas.


Por tanto, es útil para el tratamiento y prevención de algunas enfermedades agudas, como pueden ser la diarrea del viajero, y crónicas, como por ejemplo la enfermedad de Crohn y el síndrome del intestino irritable, ya que limita y modula la actividad de los microorganismos patógenos.

Posología: 1 cápsula al día durante 10 o 12 días o mientras dure el tratamiento en niños entre 3 y 12 años y 1 ó 2 cápsulas al día para niños mayores de 12 años y adultos.



El Florafluid® es un complemento alimenticio que combina lactobacillus en forma tindalizada, con galacto-oligosacáridos (GOS). No contiene edulcorantes añadidos, lo que asegura una tolerabilidad completa por la mucosa intestinal, ayuda a estimular y mantener activo el sistema inmunológico intestinal sin que haya una infección en curso. Es decir, sería un preventivo.

Tanto Lactobacillus acidophillus tindalizado como Lactobacillus plantarum tindalizado, nos van a ayudar a modular la respuesta inmune, además de adherirse a la mucosa del intestino delgado, evitando así la proliferación de patógenos.

Son altamente resistentes al pH ácido y los jugos biliares.


Antes de continuar con el resto de componentes, vamos a ver qué es la tindalización.


La tindalización, como veis en la diapositiva, es un método de esterilización que proporciona ciclos cortos de calentamiento de unos 30 minutos, alternado con períodos de incubación de 24 horas. Este proceso térmico deja inalteradas las peculiares propiedades antigénicas de los fermentos lácticos y permite que el producto sea almacenado a temperatura ambiente. Es decir, nos va a dar estabilidad a nuestros probióticos.


El Florafluid junior® es un complemento alimenticio que nos va a ayudar a restaurar el bienestar intestinal y apoyar el sistema inmunológico.

Está compuesto por fermentos lácticos vivos como son:

* Lactobacillus rhamnosus, Lactobacillus plantarum, Bifidobacteria lactis, concentrado de saúco, vitaminas B6 y B12 y zinc.

Las cepas probióticos contenidas en este producto han sido estudiadas y seleccionadas por sus propiedades re-equilibrante de la flora bacteriana intestinal, especialmente frente a infecciones e inflamaciones y por su capacidad para mejorar la función intestinal, reduciendo la adhesión de patógenos y controlando su crecimiento. Además, favorecen las defensas naturales del organismo.

* El saúco tiene una acción antioxidante y antiinflamatoria y como sabéis, ha sido usado tradicionalmente para combatir los signos del resfriado común.

* El Zinc contribuye a la protección de las células del estrés oxidativo, al funcionamiento cognitivo normal y al mantenimiento de la visión.

* Además, junto con las vitaminas B6 y B12 participan el funcionamiento normal del sistema inmunológico.


Tanto Florafluid® Adulto como Florafluid® Junior, están recomendados para el tratamiento de desequilibrios intestinales leves, como puedan ser desajustes en el tránsito intestinal, personas polimedicadas, hinchazón, cambios bruscos en la dieta.


Posología: 1 caja al mes, que sería 1 vial al día durante diez días, cuando sea necesario o 3 ó 4 veces al año como mantenimiento, por ejemplo, personas polimedicadas o que coman siempre fuera de casa.

También podemos enfocar estos dos productos para reforzar el sistema inmune, en especial a nivel respiratorio o en casos de bajada de defensas generalizada, como pueden ser herpes, aftas recurrentes, orzuelos. La posología en estos casos sería 1 caja al mes, un vial al día durante 10 días los meses de invierno.


El último producto de esta línea es el Floragotas® baby.

Vamos a partir de la base que el recién nacido tiene un sistema inmunológico inmaduro. Floragotas® baby utiliza dos cepas de probióticos que se caracterizan por su actividad inmunomoduladora y de fortalecimiento del sistema inmunológico, especialmente en niños y ancianos. Está compuesto por Lactobacillus rhamnosus y Bifidobacterium lactis.

Los estudios han demostrado que la administración de Lactobacillus rhamnosus, aumenta la inmunidad y además la integración de esta cepas reduce los problemas de eczema y piel atópica.

Por otro lado, Bifidobacterium lactis, mejor la respuesta inmune, adquirida e inespecífica, esta cepa en particular nos va a ayudar a modular la microbiota y mejorar el tiempo de tránsito intestinal.

Los recién nacidos, especialmente aquellos que son amamantados, son colonizados por bifidobacterias a los pocos días de nacer y su presencia en el colon es relativamente estable hasta la vejez, cuando empiezan a disminuir.

La doble acción de este tipo de fermentos los hace especialmente interesantes para los más pequeños, ya que apoyan y ayudan a madurar su sistema inmunológico y ejercen una acción sobre los cólicos gaseosos, gracias a un control de los patógenos del colon.


Vamos a recomendar la toma de 3 a 6 gotas al día para disminuir el malestar intestinal o como preventivo en caso de uso de antibióticos o desajustes intestinales en niños pequeños. También podemos recomendarlo para mantener el bienestar intestinal durante el embarazo y la lactancia.

Un dato importante que debemos de tener en cuenta sobre este producto es que la fórmula ha sido estudiada con las especificaciones de alimento infantil. De esta forma evitamos la presencia de aromas, edulcorantes u otros aditivos que pueden no ser aptos para este grupo de edad. Además, su sabor neutro es especialmente adecuado para bebés.


Para finalizar, hemos preparado unos protocolos básicos de recomendación de estos productos.


1 Protocolo para viajes. Vamos a diferenciar las fases de preparación, prevención y tratamiento agudo.

1A) En la fase de preparación recomendaremos el Florafluid®, bien de adultos o de niños para que nuestro sistema digestivo esté equilibrado y preparado para la llegada de posibles patógenos. En este caso nos tomaríamos 1 vial al día durante 10 días.

1B) En la fase de prevención vamos a recomendar el Floratab® de cara a prevenir la famosa diarrea del viajero. Como comentamos anteriormente, esta levadura nos va a ayudar al mantenimiento de nuestra microbiota y evitará la adhesión de patógenos con el consiguiente desequilibrio. En este caso recomendaríamos 1 cápsula al día durante todo el viaje.

1C) fase de tratamiento agudo, que es ya cuando tenemos un desequilibrio de la flora intestinal. En este caso necesitaríamos recurrir al Florafast®. Recomendaremos 1sobrecito al día hasta terminar la caja. Vamos a recuperar la eubiosis o equilibrio intestinal. Recordemos terminar la caja, porque muchas veces los probióticos los tomamos cuatro o cinco días, mejoramos un poquito y nos olvidamos. Pero nuestra flora no está completamente recuperada.


Protocolo para eczemas y piel atópica.

Cada vez existen más evidencias de la importancia de nuestra microbiota para mantener el bienestar de nuestra piel. Así como hemos visto antes, en niños con un aporte correcto del Lactobacillus, hay una clara disminución de los problemas asociados a dermatitis atópica o desequilibrios en la barrera cutánea.

Por tanto, vamos a recomendar la dosificación de Floragotas baby en bebés y niños menores de 3 años que presenten algún desajuste de este tipo y recomendaremos Florafluid® Junior o Florafluid® adultos combinado con los Omegas para el mantenimiento del bienestar cutáneo en niños a partir de 3 años y adultos.

Los ciclos de tratamiento, como veis, siempre son de 3 meses para asegurar una buena recuperación y prevención.

En caso de los niños entre 3 y 12 años recomendaremos una caja de Florafluid Junior al mes, combinada con 2 pececitos del defensa Junior durante el primer mes y un pececito del defensas Junior los 2 meses siguientes.

En el caso de niños a partir de 12 años y adultos, la recomendación también sería de 3 meses. Aquí combinaríamos un vial al día de Florafluid con 2 cápsulas de Omega 3 durante el primer mes y con 1 cápsula de Omega 3 durante los 2 meses consecutivos. De esta forma vamos a asegurar que mantenemos un equilibrio correcto de nuestra microbiota y además estimulamos la formación de ceramidas, reforzando así la barrera cutánea gracias a la acción de los omegas.



Protocolo para defensas. Como hemos visto, hay una estrecha relación entre el equilibrio y correcto estado de la flora intestinal y nuestro sistema inmune, ya que ayuda a mantenerlo en condiciones óptimas y prevenir infecciones. En este caso recomendaremos la prevención en bebés y niños menores de 3 años con la administración de Floragotas Baby, y la combinación de Florafluid Junior con 5 mililitros al día de inmunofluid.

Para niños, entre 13 y 12 años, la pauta ideal sería de 3 meses, combinando 10 días al mes de FloraFluid Junior, con los 20 días al mes del inmunofluid®.

En caso de niños mayores de 12 años y adultos, la pauta sería la misma, pero variariaríamos, el Flora Fluid Junior lo cambiamos por el Flora Fluid Adultos un vial al día durante 10 días y 7’5 mililitros al día durante 20 días al mes del inmunofluid.

De esta forma haríamos los ciclos de 3 meses en situaciones de bajada de defensas generalizada a cambios de estación, resfriados recurrentes…


Seguimos ahora con los productos detoxificantes que recomendamos, sobre todo para depurar y detoxificar a nivel del hígado.



El epatofluid® es el que recomendaremos como tratamiento de choque.

* Contiene diente de león, que lo que hace principalmente es estimular la funcionalidad hepática y renal, con lo cual es depurativa y desintoxicante del hígado. Su función principal es aumentar la producción de la bilis y eliminar los residuos, y además tiene un efecto protector y productor de insulina que son probiótico que nos va a favorecer esa flora intestinal y va a disminuir los gases.

* Por otro lado, tenemos alcachofa que es protectora y estimulante del hígado y favorece el bienestar del intestino principalmente.

Ayuda en la digestión y disminuye los gases y además es antioxidante.

* Y el cardo mariano, que es depurativo. Favorece la eliminación renal y biliar. La sustancia activa que contiene es la sibilina que aumenta la actividad metabólica de las células hepáticas y por lo tanto aumenta la regeneración del hígado y lo protege.

¿para quién es recomendable este producto? Pues antes de empezar una dieta, lo ideal es que el primer producto que recomendamos sea un tratamiento con epatofluid, porque depura y drena, con lo cual también va a disminuir directamente el volumen.

También lo vamos a recomendar para excesos, o personas que durante una época han abusado un poquito del alcohol, porque sobre todo por el cardo mariano, con la sibilina, protege nuestro hígado de las sustancias tóxicas.