DIETA BAJA EN FODMAP

Las siglas FODMAP provienen del inglés (Fermentable Oligo - , Di- y Monosaccharides and Polyols), en castellano Oligo, Di y Monosacáridos y polioles fermenantables. Se refiere a una serie de carbohidratos de cadena corta (CHCC) que se encuetran con frecucnia en alimentos de origen vegetal y cumplen las siguientes características:

- Se absorben escasamente en el Intestino Delgado.

- Son osmóticamente activos.

- Son rápidamente fermentados por bacterias intestinales, dando lugar a ácidos grasos de cadena corta.

Hay que tener en cuenta que no todos los carbohidrato de cadena corta (CHCC) son FODMAPs, solo los que son fermentados por su escasa absorción en el ID.

Los pacientes que más pueden beneficiarse de seguir una dieta baja en FODMAPs son las personas que sufren algún tipo de trastorno digestivo y/o intestinal, tales como la enfermedad inflamatoria intestinal (EII), colon irritable, colitis ulcerosa (CU) y enfermedad de Chron (EC).

La dieta baja en FODMAP se caracteriza por la restricción de alimentos altos en HC de cadena corta. En las personas cuyo organismo no es capaz de digerir ni absorber los HCCC, estos llegan intactos al intestino grueso donde son fermentados pos las bacterias intestinales y producen síntomas como:

- Gases

- Hinchazón y dolor abdominal

- Estreñimiento o diarrea

¿DÓNDE PODEMOS ENCONTRAR LOS COMPUESTOS FODMAP?

Los FODMAPs se encuentran fundamentalmente en alimentos de origen vegetales tales como:


· Fructo – oligosacáridos (FOS): trigo, centeno, cebolla, ajos, alcachofa, espárragos, puerro, guisantes…

  • Galacto-oligosacáridos (GOS: legumbres

  • Lactosa: en los lácteos (principalmente en la leche), queso y yogur.

  • Fructosa: fruta, miel y siropes.

  • Polioles: son el xilitol, sorbitol, isomaltosa, manitol y están presentes en edulcorantes, ciertas frutas (aguacate, ciruelas, cerezas, pera, albaricoque…) y alimentos light.


Alimentos permitidos en una dieta FODMAP

Estos son los alimentos a incluir en una dieta baja en FODMAPs

(*) cantidades inferiores a 40g

FASES DE UNA DIETA BAJA EN FODMAPS

Existen 3 fases en de restricción e inserción de alimentos FODMAP.

Fase 1: pauta estricta baja en FODMAPs

Clásicamente, consistía en pautar más de 6-8 semanas estrictas sin ningún tipo de FODMAP. En la actualidad, se ha observado que ​períodos menos prolongados, puede contribuir a ​mejorar la adherencia​ de los pacientes, ​sin reducir su efectividad.

Dicha fase consiste en excluir estrictamente alimentos con una elevada cantidad de FOODMAPs, durante un periodo de tiempo determinado (2-6 semanas). Esta primera fase lo que pretende es reducir los síntomas, y una vez que se consiga esto se puede pasar a la fase 2.

Fase 2: reintroducción de cada tipo de FODMAPs de forma individual

Debemos de introducir durante unos 3 días seguidos alimentos que solo lleven un tipo de FODMAPs con el objetivo de descubrir que alimentos tolera mejor el paciente y en qué cantidades.

Sí, tras esos 3 días, el paciente sigue sin síntomas, podemos considerar que ese tipo particular de FODMAPs lo tolera y podría tomarlo en su dieta habitual. Por el contrario, si le da síntomas, deberíamos retirarlo (y podemos volver a intentar su reintroducción, al final de esta fase).

Una vez pautado un tipo de FODMAPs durante 3 días, se retira y se hace lo que se llama un​periodo de lavado, que consiste en que debemos dejar al paciente ​2-3 días sin tomar ningún FODMAPs ​antes de reintroducir otro tipo de ellos, con el fin de reducir el riesgo de reacciones cruzadas y efectos secundarios no debidos a un FODMAP en concreto.

De esta manera seguimos con la pauta:​ 3 días de un FODMAPs → retirada con 2-3 días de lavado sin FODMAP → 3 días de introducción de otro tipo de FODMAP. ​Hasta que hayamos probado todos ellos y detectemos los que el paciente es intolerante y le desatan los síntomas.

Fase 3: Personalización

Cuando llegamos a esta etapa ya sabemos que alimentos tolera el paciente y cuáles no, lo que permite a los nutricionistas personalizar la dieta a cada paciente, incluyendo los alimentos que mejor tolera el paciente y en unas cantidades específicas e individuales. Esto permite a los pacientes llevar una dieta más variada, especialmente en frutas y verduras, con una mejor salud intestinal y calidad de vida. Por ello la importancia de personalizar la dieta a largo plazo.

EJEMPLO DE UN MENÚ FODMAP


Desayuno:


Bebida vegetal de arroz sin azúcar añadido

Tostada de pan de maíz + fiambre de pavo

Plátano


Media mañana:

Yogur natural sin lactosa + 2 mandarinas

Comida:

Judías verde salteadas con patata

Salmón a la plancha

Naranja


Merienda:

Un puñado de nueces + 2 onzas de chocolate negro